Lección 09 – Reforma: Consecuencia del Reavivamiento

Print Friendly

Lecciones de la Escuela Sabática Mundial – Estudios del Tercer Trimestre de 2013

Tema general del trimestre: Reavivamiento y Reforma

Estudio nº 09 – Reforma: Consecuencia del Reavivamiento

Semana del 24 al 31 de Agosto

Comentario auxiliar elaborado por Sikberto Renaldo Marks, profesor titular de la facultad de Administración de Empresas de la Universidad Regional del Noroeste del Estado de Rio Grande do Sul – UNIJUÍ (Ijuí – RS – Brasil)

Este comentario solamente es un complemento auxiliar al estudio de la lección original.

www.cristoembrevevira.com.br - marks@unijui.edu.br – Fone/fax: (55) 3332.4868

Ijuí – Rio Grande do Sul – Brasil

 

Versículo de memoria: Porque el que santifica y los que son santificados, de uno son todos; por lo cual no se avergüenza de llamarlos hermanos (Heb. 2:11).

Introducción del sábado de tarde

El reavivamiento produce reforma. Seamos más enfáticos: el reavivamiento vuelve a la persona ansiosa por la reforma. ¿Qué es reavivamiento y qué es reforma? Reavivamiento, su nombre ya lo dice, es hacerse más fuerte en todas las cosas que ya se hacen correctamente. Por ejemplo, nosotros generalmente oramos. Pero oramos poco. Con el reavivamiento continuamos orando, pero por más tiempo, con más fervor, y más por otros. En este caso hay reavivamiento en la oración. Otro ejemplo, nosotros los adventistas somos en general cuidadosos respecto de la alimentación, aunque no lo suficiente. Muchos bebemos gaseosas, o aún consumimos carne. Pues con el reavivamiento dejamos de comer o beber lo que nos perjudica. Y así sucesivamente.

 

La reforma es el cambio de lo que hacemos equivocadamente. Por ejemplo, quien mira novelas, las deja de mirar; quien cuenta chistes subidos de tono, deja de hacerlo. Reforma es cambio. Y el reavivamiento necesita la reforma, pues una persona reavivada siente el deseo de agradar a DIOS.

 

La reforma aparece por causa del reavivamiento. Cuando nos fortalecemos en la verdad que ya tenemos, y pasamos a seguirla con mayor celo, entonces deseamos cambiar aquello donde nos equivocamos.

 

Observe bien la lógica, es muy simple: vamos a crecer (nos reavivamos) en los puntos en que ya somos obedientes, y ese crecimiento desarrolla el deseo de cambiar en los puntos donde desobedecemos. Maravilloso, pues DIOS nos dirige de una manera no traumática, partiendo de lo que ya es nuestra experiencia con Él hasta conquistas donde aún tenemos dificultades mayores.

 

Por lo tanto, el reavivamiento conduce a un creciente deseo de agradar a DIOS. Y la reforma conduce a hacer las elecciones correctas, de la desobediencia a la obediencia. Cambian los patrones mundanos a patrones de ciudadanía celestial. La vida cambia, los gustos cambian, uno se sorprende por no gozar más de lo que gozaba antes. Les daré un testimonio mío, algo que no me gusta mucho hacer. Cuando era más joven, me agradaba la música tradicional brasilera. Y de hecho, hay muchas piezas bonitas. Pero hoy no me atrae más, ni un poquito. Gracias a DIOS. Estamos siendo desconectados del mundo.

 

Domingo: La Apelación Profética a la Reforma

El rey Josafat enfrentó una dura prueba de fe en DIOS. Los moabitas y los amonitas, además de los habitantes de Siria, se unieron en una gran multitud para barrer del mapa al reino de Judá. Llegó la noticia de que millares de soldados venían marchando contra Jerusalén, y Josafat tuvo miedo. Pero clamó al Señor, y lo hizo del modo correcto. Pregonó una reforma general en toda la nación, a fin de que todos, con una mano en el corazón, analicen su vida espiritual y tratasen de cambiar lo que tuviese que ser cambiado. Y la cuestión era urgente; un gigantesco enemigo venía contra los judíos, y solamente con DIOS podrían ser protegidos. No existía fuerza militar en Judá capaz de enfrentar tan grande ejército.

 

Los moabitas y los amonitas no fueron nunca atacados por el pueblo de Israel, y nunca debían ser molestados, por orden de DIOS. Ellos eran parientes de los israelitas, pues descendían de los dos hijos de Lot. Por lo tanto, podían vivir en paz y en frontera con los judíos; sin embargo, ellos mismos tomaron la iniciativa de guerra contra el pueblo de DIOS.

 

A la apelación del rey, todo Judá se reunió para buscar al Señor. “Y se reunieron los de Judá para pedir socorro a Jehová… [y Josafat] hizo pregonar ayuno a todo Judá” (2 Crón. 20:3,4). Josafat hizo una larga oración pidiendo socorro a DIOS. Y en cierto momento dijo aquellas palabras que sirven para los creyentes de todos los tiempos: “Creed en Jehová, vuestro Dios y estaréis seguros; creed a sus profetas y seréis prosperados” (2 Crón. 20:20). El rey habló así después de las palabras del poco conocido profeta Jahaziel, quien habló de parte de DIOS y pidió que no temiesen, sino que confiasen en el Señor porque aquella pelea no era de ellos, sino de DIOS. ¿Y qué sucedió? Los amonitas y los moabitas lucharon contra los habitantes de Siria, dieron cuenta de ellos, y después empezaron a luchar entre sí hasta exterminarse.

¿Qué aprendemos de este episodio?

 

  • Muchas veces es necesario que aparezca una dificultad insalvable para acordarnos de DIOS y recurrir a Él, y para que tengamos presente que Él no puede socorrernos cuando permanecemos en nuestros pecados, sino sólo cuando nos arrepentimos;
  • No es necesario esperar las dificultades: el reavivamiento y la reforma pueden ocurrir también en tiempos de normalidad, sólo basta que nos acerquemos cada vez más a DIOS y le obedezcamos, y dejemos el interés por las cosas del mundo. En ese sentido, vea lo que dice EGW: “Hay una gran necesidad de que nuestros hermanos venzan las faltas secretas. El desagrado de Dios, como una nube, pende sobre muchos de ellos. Las iglesias están débiles. El egoísmo, la falta de caridad, la codicia, la envidia, las malas sospechas, la falsedad, el robo, la sensualidad, la licencia y el adulterio, están registrados contra algunos de los que pretenden creer la solemne y sagrada verdad para este tiempo. ¿Cómo pueden estas cosas malditas ser eliminadas del campamento, cuando los hombres que pretenden ser cristianos están practicándolas constantemente?” (Testimonios para los Ministros, 146).

 

  • Que debemos confiar en DIOS y en sus profetas, así estaremos seguros y prosperaremos. Pero para ser atendidos debemos vivir de acuerdo con la voluntad de DIOS, y entregarnos a Él cada día. No debemos temer que nos exija cosas que nos perjudiquen; más bien Él nos conducirá a cambios que serán buenos para nuestra vida; viviremos más felices y más seguros, y prosperaremos.

 

“El Señor Jesús ama a aquellos por quienes ha dado su vida; y se aflige cuando se permite que influencias mundanas se interpongan entre ellos y su Ayudador, cuando se escoge a los ídolos antes que a Cristo, cuando sus llamados al alma humana son recibidos con indiferencia y no hay respuesta. El sabe que ellos hacen frente a grandes pérdidas, porque son piedras de tropiezo para los pecadores. No están recogiendo con Cristo, sino desparramando. Pero cuando, en una gran aflicción, el Espíritu de Dios toca su corazón, y se vuelven a él, el oye sus plegarias. Cristo conoce la capacidad que ha dado a toda alma de servirle para su bien presente y eterno. Anhela que estas almas no lo chasqueen. Quiere que brillen en su reino”.

 

“Los más altamente honrados serán aquellos que tomen su cruz cada día, y sigan a Cristo” (Testimonios para los Ministros, 129,130).

 

Lunes: La Apelación a la Reforma en Corinto

En Corinto había una iglesia cristiana, aunque llena de problemas. Veamos cuáles. Algunos decían: “yo soy de Pablo”, pero otros decían “yo prefiero a Apolo”. Había preferencias en relación a sus líderes mayores. Esto es altamente perjudicial, pues directamente termina resultando como si el propio JESÚS, el Salvador, estuviese dividido. Esto genera polémica y malos sentimientos. Es algo parecido a tener hinchas de un equipo de fútbol y de otro al mismo tiempo. La comunidad de los creyentes, para poder recibir poder de lo alto, no puede albergar ninguna división.

 

También había soberbia, personas que se creían superiores. Eran personas que imaginaban que las cosas deberían ser hechas conforme a su manera, y que sólo ellas tenían razón.   No valorizaban el punto de vista de los demás.

 

Y había algo dramático. El relato parece decir que le sucedía a sólo dos personas. Se trataba de un miembro que poseía la mujer de su propio padre, aunque no era su madre. Y esto no le importaba, pensaba que igual podía ser miembro de iglesia y le parecía todo normal. Pero Pablo condenó severamente tal práctica.

 

Había también ladrones, personas maliciosas, avaras, idólatras, y los que consumían bebidas alcohólicas. Y otra cosa que Pablo dijo que era una gran vergüenza: hermanos litigando entre sí en la justicia secular, unos contra otros.

 

En la primera carta de Pablo a los corintios, él condenó severamente esta situación. ¿Podríamos imaginarnos siendo miembros de una comunidad así? Podríamos tal vez recomendar el cierre de  aquella iglesia, antes de que su mal testimonio manche aún más la imagen de pureza del Señor JESUCRISTO. Pero la comunidad experimentó una transformación radical. La iglesia ingresó en un proceso de cambios, saliendo de las prácticas del mundo e ingresando a una mayor comunión con DIOS. Esto nos debe entusiasmar, pues si con todo lo que ellos hacían de malo allí fueron transformados, quiere decir que no hay situación que no pueda ser revertida. DIOS es poderoso si tan sólo nos entregamos a Él todos los días. Él hará milagros en nuestra vida, en nuestra familia y en nuestra comunidad de fe.

 

“Los que ocupan puestos de responsabilidad no deben convertirse a los principios egoístas y dispendiosos del mundo, porque no les alcanzaría el dinero; y si les alcanzara, los principios cristianos no se lo permitirían… La palabra, pues, de Jehová les será mandamiento tras mandamiento, mandato sobre mandato, renglón tras renglón, línea sobre línea, un poquito allí, otro poquito allá; hasta que vayan y caigan de espaldas, y sean quebrantados, enlazados y presos (Isa. 28:11-13). ¿Por qué? Porque no escucharon la palabra del Señor que vino a ellos” (Testimonios para los Ministros, 418,419, negrita agregada).

Martes: Apocalipsis: Llamado a una Reforma en Éfeso

La iglesia de Éfeso, en Asia, representa también el primer período de la iglesia en el tiempo. Comprende del año 33 al año 100 de nuestra era. Esta iglesia se inició con la predicación de JESUCRISTO, después vinieron los apóstoles y discípulos con el poder del ESPÍRITU SANTO. La iglesia creció vertiginosamente. Pero a lo largo de las décadas perdió su primer amor, o sea, su conexión con el Salvador. Se volvió más débil, aunque aún poderosa.

 

Poseía algunos puntos positivos, como la perseverancia, la no tolerancia a ciertos hombres mentirosos, el odio a los nicolaítas (los cuales defendían la poligamia, por ejemplo); además soportó pruebas y no se dejaba desanimar. Pero por otro lado estaba apartándose de su primer amor, de su primer entusiasmo. Por esto la apelación era para arrepentirse y para volver a la práctica de las primeras obras.

 

En resumen, la primera iglesia estaba siendo atacada por el enemigo, y se iniciaba así el proceso de debilitamiento del pueblo de DIOS. Por eso el urgente llamado para que volviese al comienzo, cuando inició su jornada aún con JESÚS, y continuó después con los apóstoles. La iglesia necesitaba volver a tener el poder inicial. Esto nunca sucedió por completo, a pesar de esta apelación. Si hubiese sucedido, la iglesia habría crecido más allá del año cien, y la historia posterior hubiera sido diferente.

 

De esto aprendemos una cosa muy importante: acerquémonos a JESÚS y tengamos comunión con Él, nuestro líder y Salvador. Esta fue el llamado a los de Éfeso, y sirve para nosotros también.

 

Miércoles: Lutero insta a la Reforma

La Reforma Protestante podría ser llamada también la Gran Reforma. Lutero descubrió en la Biblia que el Justo vive por la fe. Esto quiere decir: al pedir perdón a DIOS por los pecados, JESÚS, que está intercediendo, actúa para que esa persona sea perdonada. Su arrepentimiento es aceptado, y el perdón es concedido. De ahí en adelante su vida está limpia delante del Trono Celestial, y con la venida de JESUCRISTO ella será llevada al Cielo y a la vida eterna. Es evidente que puede pecar otra vez. Es muy probable. Y en este caso, tiene que arrepentirse otra vez y ser perdonada otra vez. También es evidente que en su caminar con JESÚS su amor por el Salvador aumentará, y su deseo de repetir pecados disminuirá, y pecará cada vez menos. Esto se llama santificación, el alejamiento del pecado y el acercamiento a la voluntad de DIOS.

 

Pero en los tiempos de Lutero esta comprensión estaba lejos del pueblo. Había superstición, tradición, y el poder de los dogmas. El pueblo no poseía la Biblia para buscar en ella conocimiento. Era prohibido leer las Sagradas Escrituras. Lo que había era miedo a DIOS. Creían en un infierno para quien no se confesase. Además, los sacerdotes tenían el supremo poder de oír confesiones y de perdonar. Así como hoy (24/7/2013, día en que escribo esta parte), cuando en Rio de Janeiro están instalados 101 confesionarios y el pueblo va para pedir perdón por sus pecados a otro pecador, un “padre”. Falta mucho aún para que el pueblo entienda de que puede arrodillarse delante de JESÚS y pedirle perdón a Él, y que no debe arrodillarse delante de un ser humano.

 

Había mucha oscuridad antes de los tiempos de Lutero. La tradición dominaba en lugar de la Biblia. Esta tradición vino como herencia pagana de los sistemas imperiales anteriores, principalmente de los griegos. Enormes catedrales impresionaban por su pomposidad y por su acústica. DIOS era visto como un ser exigente, siempre rápido para castigar, de quien nunca venía el perdón, sino sólo la ejecución de alguna sentencia. Lutero descubrió, en la Palabra del propio DIOS, que el justo vive por la fe, creyendo en el perdón divino y no en las obras de sacrificio como necesarias para intentar obtener el favor divino. Todo lo que el pecador debe hacer es arrepentirse y acercarse a DIOS. Creer entonces que está todo resuelto, y que el perdón divino es su salvación. No se requiere sacrificios ni entregar dinero para obtener perdón. La Reforma Protestante descubrió en la Biblia el camino simple de la salvación que JESÚS había enseñado.

 

Jueves: El Cielo Apela por una Reforma en el Tiempo del Fin

La última apelación al mundo es también la gran controversia entre la verdad y la mentira. Esta apelación no quedaría sin una fortísima oposición. Es un llamado a la reforma y al abandono de falsos dogmas para adherir a la verdad bíblica de DIOS. La cuestión gira en torno a la adoración. Y no podía ser diferente, pues desde la eternidad de la creación de DIOS, incluso antes de la creación de esta Tierra, los seres inteligentes, desde los ángeles a otros seres semejantes a DIOS, siempre adoraron al Creador.

 

La adoración al Creador es absolutamente lógica: se le adora porque Él hizo todas las cosas, y nos trajo a la existencia. Es así, muy simple; ésta es la razón de la adoración. Es porque Él es el Creador, y punto final. Si existimos es porque DIOS nos creó; por lo tanto, es evidente que debemos estar agradecidos a Él como Creador. Nadie más es capaz de crear, y si hubiese otro Creador, sería entonces adorado por sus criaturas. Pero hay un solo DIOS, y sólo Él merece ser adorado por el hecho de ser capaz de crear, porque creó y porque es capaz de sustentar lo que creó, y mantener la vida eternamente, en un ambiente de absoluta felicidad.

 

Pero Lucifer también tuvo deseos de ser adorado, y en esto se origina el conflicto de adoración, que se extendió a este planeta, aunque ahora está llegando a su desenlace final. Y nosotros, adventistas del séptimo día, tenemos la responsabilidad de enseñar sobre la verdadera adoración. Esta enseñanza está resumida en los tres mensajes angélicos, y hoy estudiaremos apenas el primero. Este mensaje es claro y directo: que se adore al Creador, aquel que hizo (creó). Y este mensaje remite directamente al cuarto mandamiento, donde se aprende que es nuestro deber santificar el día sábado porque el Creador descansó en él; santificó ese día y lo bendijo.

 

El punto principal de la reforma hoy se refiere al día que debe ser santificado. Tenemos que conocer bien las razones de esa santificación. Los enemigos de la verdad se preparan exhaustivamente para defender la mentira, y ellos son excelentes en hacer eso. Quien fue capaz de convencer a un tercio de los ángeles, no es menos capaz hoy de seducir a los seres humanos. ¿Imagina alguien en este mundo que el actual papa, tan simpático y atrayente, no habla la verdad cuando defiende el domingo? ¿Cómo argumentar que él está equivocado?

 

Entonces el mensaje de la reforma mundial hoy es que debemos temer a DIOS y darle gloria, pues llega la hora del juicio que Él hará. Este juicio está en proceso desde 1844. Y pide que todos adoren a aquel que hizo todas las cosas. Y más adelante dice que la perseverancia de los santos está vinculada a los mandamientos de DIOS y a tener fe en JESÚS. Somos un pueblo que necesita ser reformado y que debe extender la reforma de la verdad, dando oportunidad de elección al mundo entero.

 

.Aplicación del estudio Viernes, día de preparación para el santo sábado.

a)      Síntesis de los principales puntos de la lección

 

i)        ¿Cuál es el asunto principal?

 

Reavivamiento es la resurrección desde una vida espiritual apática, tibia y de poco empeño, hacia una vida espiritual vigorosa, dedicada y llena de poder. Esto es efectuado por el ESPÍRITU SANTO sobre la persona que humilde y enteramente se entrega a JESÚS. Lleva a cambios en la vida práctica, de acuerdo a la voluntad de DIOS y a sus principios de vida. Estos cambios son en conjunto la reforma resultado del reavivamiento.

 

ii)      ¿Cuáles son los tópicos relevantes?

 

Si el reavivamiento es el fortalecimiento de aquello que está correcto en nuestra vida, la reforma es el cambio de todo lo que no es aceptable para un auténtico ciudadano celestial.

 

Para que haya reforma, se requiere primero un reavivamiento porque es éste el que nos vuelve más vinculados a DIOS; por este reavivamiento amamos más a DIOS, y por eso surge en nosotros el deseo de abandonar el mundo y las cosas del mundo, cambiando la vida de ciudadanos del mundo por la ciudadanía celestial. Este cambio es la reforma.

 

iii)    ¿Usted descubrió otros puntos para agregar?

_____________________________________________________________

_____________________________________________________________

 

b)      ¿Qué cosas importantes podemos aprender de esta lección?

 

El reavivamiento tiene todo que ver con la verdadera adoración. El reavivamiento hace que seamos cada vez más íntimos con DIOS, como sucedió con Enoc. Una persona reavivada pasa el día con mucha frecuencia hablando con DIOS, y siente el deseo de tener cada vez más intimidad con DIOS. Se desarrolla entonces el amor por DIOS, y al mismo tiempo se desarrolla el amor por nuestros semejantes. Esto conduce al deseo de salvar a estos semejantes.

 

¿Qué aspectos puedo agregar a partir de mi estudio?

_____________________________________________________________________________________________________________________________________

c)      ¿Qué medidas debemos tomar a partir de este estudio?

Parece simple, pero el consejo es orar a DIOS, estudiar su Palabra y tener el deseo de ser transformado por ella. Ser humilde hace toda la diferencia, pues los orgullosos y arrogantes nunca serán transformados, ya que no tienen el deseo de volverse humildes.

 

 

¿Qué es lo bueno de mi vida que me propongo a reforzar y qué es lo malo que debo cambiar?

________________________________________________________________

d)     Comentario de EGW

“Debe realizarse un reavivamiento y una reforma bajo la ministración del Espíritu Santo. Reavivamiento y reforma son dos cosas diferentes. El reavivamiento significa una renovación de la vida espiritual, una vivificación de los poderes de la mente y del corazón, una resurrección de la muerte espiritual. La reforma significa una reorganización, un cambio en las ideas y las teorías, en los hábitos y las prácticas. La reforma no traerá los buenos frutos de la justicia a menos que esté vinculada con el reavivamiento del espíritu. El reavivamiento y la reforma han de realizar la obra señalada, y al hacer esta obra ambas deben combinarse” (Servicio Cristiano, 53,54).

 

e)      Conclusión general

 

“Los cristianos deben prepararse para lo que pronto ha de estallar sobre el mundo como sorpresa abrumadora, y deben hacerlo estudiando diligentemente la Palabra de Dios y esforzándose por conformar su vida con sus preceptos… Dios pide un reavivamiento y una reforma (Profetas y Reyes, 626). Un reavivamiento de la verdadera piedad entre nosotros es la mayor y más urgente de todas nuestras necesidades. El buscar esto debe ser nuestro primer trabajo” (Servicio Cristiano, 53).

 

¿Cuál es el punto más relevante al que llegué mediante este estudio?

________________________________________________________________

___________________________________________________________________

 

Vea el comentario (en portugués) clicando aqui.

El comentario en video tiene énfasis evangelizadora.

 

Escrito entre el 20  y el 25/07/2013

Revisado el 26/07/2013

Corregido por Jair Bezerra

Traducido por Ronald Aguilar / ronald.sap@gmail.com

 

 

Declaración del profesor Sikberto R. Marks

O Prof. Sikberto Renaldo Marks se guía por los principios denominacionales de la Iglesia Adventista del Séptimo Día y sus instituciones oficiales, cree en la conducción de CRISTO como comandante supremo de la iglesia y de Sus siervos aquí en la Tierra. Disiente de todas las publicaciones, por internet o por otros medios, que denigren la imagen de la iglesia de la Biblia y en nada contribuyen para que aquellas personas que por ventura las leen, sean estimuladas al camino de salvación. El profesor ratifica su fe en la integridad de la Biblia como la Palabra de DIOS, y en el Espíritu de Profecía como un conjunto de orientaciones seguras para la comprensión de la voluntad de Dios presentada por ellas. Y también acepta la superioridad de la Biblia como la verdad de DIOS y texto superior a todos los demás escritos sobre asuntos religiosos. Entiende que hay siervos de DIOS sinceros y fieles en todas las iglesias, que al final de los tiempos se reunirán en un solo pueblo y serán salvos por JESÚS en Su segunda venida a este mundo.

 

Outros artigos de interesse;

Add Comment Register



Deixe uma resposta

O seu endereço de email não será publicado Campos obrigatórios são marcados *