Lección 11 – Reforma: Tener Nuevos Pensamientos

Print Friendly, PDF & Email

Lecciones de la Escuela Sabática Mundial – Estudios del Tercer Trimestre de 2013

Tema general del trimestre: Reavivamiento y Reforma

Estudio n  11 – Reforma: Tener Nuevos Pensamientos

Semana del 07 al 14 de Setiembre

Comentario auxiliar elaborado por Sikberto Renaldo Marks, profesor titular de la facultad de Administración de Empresas de la Universidad Regional del Noroeste del Estado de Rio Grande do Sul – UNIJUÍ (Ijuí – RS – Brasil)

Este comentario solamente es un complemento auxiliar al estudio de la lección original.

www.cristovoltara.com.brmarks@unijui.edu.br – Fone/fax: (55) 3332.4868

Ijuí – Rio Grande do Sul – Brasil

Versículo de memoria: “Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra (Col. 3:1,2).

 

Introducción del sábado de tarde

En esta semana, el estudio se centra en los pensamientos. De acuerdo a cómo alimentemos la mente, ella concordará en ser transformada por el poder de DIOS, o por el contrario, se resistirá. Si la mente está acostumbrada a apreciar las cosas terrenales, las de este siglo, ella no tendrá satisfacción en DIOS, ni interés en ser por Él transformada. Pero si la mente se detiene en las cosas relacionadas con Dios, entonces sentirá el deseo de ser cambiada, y el ser entero se beneficiará con ello.

La reforma es realizada por el ESPÍRITU SANTO. “Un predicador puede tratar temas elevados y santos y sin embargo no tener un corazón santificado. Puede entregarse a Satanás para que obre maldad y corrompa las almas y cuerpos de su rebaño. No obstante, si las mentes de las mujeres y las jóvenes que profesan amar y temer a DIOS, fueran fortificadas por su Espíritu, si hubieran ejercitado sus mentes con pensamientos puros y se hubieran preparado para evitar toda apariencia de mal, estarían a salvo de cualquier insinuación impropia y estarían protegidas de la corrupción que prevalece a su alrededor. Refiriéndose a sí mismo el apóstol Pablo escribió: “Sino que golpeo mi cuerpo y lo pongo en servidumbre, no sea que habiendo sido heraldo para otros, yo mismo venga a ser eliminado”. 1 Corintios 9:27 (Consejos Sobre la Salud, 573).

“Necesitamos la influencia suavizadora, subyugante y refinadora del Espíritu Santo para que modele nuestro carácter, llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a CRISTO. Es el ESPÍRITU SANTO quien nos capacita para vencer, quien nos guía a sentarnos a los pies de Cristo, como hizo María, y aprender su mansedumbre y humildad de corazón. Necesitamos ser santificados por el ESPÍRITU SANTO cada hora del día para que no seamos entrampados por el enemigo y nuestras almas sean puestas en peligro” (Testimonios para los Ministros, 223).

 

Domingo: La Mente Importa

Somos transformados por lo que contemplamos. Los pensamientos forman hábitos, y estos sirven para gobernar nuestra mente. Somos gobernados por los hábitos así como una computadora es gobernada por los programas. “Nuestras mentes alcanzan el nivel de las cosas donde moran nuestros pensamientos, y si pensamos en las cosas terrenas dejaremos de ser impresionados por aquello que es celestial. Obtendríamos un gran beneficio de la contemplación de la misericordia, de la bondad y del amor de Dios; pero sufrimos una gran pérdida espaciándonos en aquellas cosas que son terrenas y temporales” (Nuestra Elevada Vocación, 341). “Aunque estemos rodeados de una atmósfera corrompida y manchada, no necesitamos respirar sus miasmas, antes bien podemos vivir en la atmósfera limpia del cielo. Podemos cerrar la entrada a toda imaginación impura y a todo pensamiento perverso, elevando el alma a DIOS mediante la oración sincera” (La Fe por la Cual Vivo, 224). “Un pensamiento malo deja una mala impresión en la mente. Si los pensamientos son puros y santos el hombre mejora por haberlos acariciado” (Mensajes para los Jóvenes, 142). “Cualquier acto, bueno o malo, no forma el carácter; pero los pensamientos y sentimientos acariciados preparan el camino para los actos y hechos de la misma clase” (Conducción del Niño, 184).

La reforma de nuestro cuerpo, por entero, depende de lo que haya que cambiar en nuestra mente. “Los que caminan y conversan con DIOS practican la mansedumbre de CRISTO. En sus vidas, la paciencia, la mansedumbre y el dominio propio están unidos al santo fervor y a la diligencia. A medida que avanzan hacia el cielo, se borran los rasgos duros de su carácter y se deja ver la santidad. El Santo Espíritu, lleno de gracia y poder, obra en la mente y el corazón” (En Lugares Celestiales, 285). “La atmósfera de la gracia que rodea el alma del creyente, el ESPÍRITU SANTO que trabaja en la mente y el corazón, son los que hacen de él un sabor de vida para vida, y permiten que Dios bendiga su obra” (Palabras de Vida del Gran Maestro, 239). “El ESPÍRITU SANTO, con su poder vivificador presenta la ingratitud y la falta de amor que han surgido de la odiosa raíz de amargura. El Espíritu de DIOS trabaja en las mentes humanas. Se recuerdan los defectos de carácter, el descuido de los deberes y la ingratitud hacia DIOS, y los pensamientos son puestos bajo la dirección de CRISTO” (El Evangelismo, 203).

            Para salvarnos, debemos entregar nuestra mente a CRISTO, vigilar nuestros pensamientos, y mantener esos pensamientos en las cosas de lo Alto.

 

Lunes: Los Filtros de la Mente

Debemos cultivar buenos pensamientos. Los buenos pensamientos son aquellos que están en conformidad con las orientaciones bíblicas. Los malos pensamientos nos degradan, ellos son el inicio de malos actos. Es por el pensamiento que vienen las prácticas reprobables. “Todo pensamiento impuro contamina el alma, menoscaba el sentido moral y tiende a obliterar las impresiones del ESPÍRITU SANTO. Empaña la visión espiritual, de manera que los hombres no puedan contemplar a DIOS. El Señor puede perdonar al pecador arrepentido, y le perdona; pero aunque esté perdonada, el alma queda mancillada. Toda impureza de palabras o de pensamientos debe ser rehuída por aquel que quiera tener un claro discernimiento de la verdad espiritual” (El Deseado de Todas las Gentes, 270). Necesitamos seleccionar los pensamientos que ocupan nuestra mente. Es esta mente la que está capacitada para tomar decisiones, para vida eterna o para muerte eterna.

Una pregunta interesante: ¿seríamos capaces de tener malos pensamientos estando al lado de JESÚS? Muy improbable, ¿no es así? Entonces, para protegernos contra los malos pensamientos, la receta es tener comunión con JESÚS. O sea, orar con frecuencia, meditar en Él y en asuntos santos. “Debéis apartaros del terreno encantado de Satanás y no permitir que vuestras mentes sean disuadidas de la alianza con DIOS. En CRISTO podéis y debéis ser felices y adquirir hábitos de dominio propio. Aun vuestros pensamientos han de ser sujetados a la voluntad de DIOS y vuestros sentimientos puestos bajo el control de la razón y la religión” (Testimonios para la Iglesia, V, 289).

La paz y la percepción de la presencia de DIOS en nuestra vida alejan los pensamientos que perjudican nuestra espiritualidad. Y si nuestra vida espiritual es perjudicada, nuestra vida profesional, nuestra salud, nuestras relaciones, todo sufrirá y enfrentará problemas. Necesitamos tener pensamientos puros. “Nuestro avance en la pureza moral depende del recto pensar y actuar… Los malos pensamientos destruyen el alma. El poder convertidor de DIOS cambia el corazón refinando y purificando los pensamientos” (En los Lugares Celestiales, 166).

Si nuestros pensamientos no son controlados, si les permitimos detenerse, por ejemplo, en las escenas sensuales de muchas películas, si en las conversaciones nos mezclamos en asuntos reprobables, con el correr del tiempo llegaremos a disfrutar de estos asuntos, y difícilmente sentiremos el deseo de abandonarlos. Nos volveremos esclavos de ellos. En estos casos, sólo superaremos esta dependencia por el poder del ESPÍRITU SANTO. Con todo, debemos tener la voluntad de abandonar los malos pensamientos, y las correspondientes malas prácticas. “El adiestramiento del corazón, el control de los pensamientos en cooperación con el ESPÍRITU SANTO, pondrá nuestras palabras bajo control. Esto es verdadera sabiduría, y le asegurará paz mental y contentamiento. Habrá gozo en la contemplación de las riquezas de la gracia de DIOS” (Mente, Carácter y Personalidad II, 682).

 

Martes: La Salvaguardia de la Mente

Si buenos pensamientos ocupan la mente, expulsan o impiden los malos pensamientos. La sensación de seguridad de estar con JESÚS trae conforto, amor, comprensión, felicidad, persistencia y perseverancia, y nos hace desear obedecer y cuidar nuestra mente. La única y eficaz salvaguardia de la mente es estar con JESÚS. Estaremos con Él si nuestros pensamientos están en armonía con los pensamientos de Él. No necesitamos estar siempre repitiendo: JESÚS, JESÚS, JESÚS. Lo que necesitamos, para estar con Él, es colocar nuestros pensamientos junto a los de Él. Esto quiere decir, debemos pensar como Él pensaría en nuestro lugar.

“Todos son agentes morales libres, y como tales deben hacer que sus pensamientos vayan en la dirección debida…La primera obra de aquellos que quieran reformarse consiste en purificar su imaginación. Nuestras meditaciones deben elevar la mente. “Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad” (Fil 4:8). Si la mente es desviada hacia una dirección viciosa, puede ser dominada para espaciarse únicamente en temas puros y elevadores. Cuando se esté tentado a someterse a imaginaciones corrompidas, se debe huir hacia el trono de la gracia y orar pidiendo fortaleza del cielo” (Comentarios de EGW para el Tercer Trimestre de 2013: Reavivamiento y Reforma, 77; negrita añadida).

Entonces, el secreto para tener una vida espiritual poderosa es cuidar de los pensamientos. Si tenemos buenos pensamientos en nuestra mente, que es la entrada del alma, todo el cuerpo estará sano y estará a salvo de las atracciones fatales. Es  muy importante leer y releer el texto arriba citado, de Ellen G White. En la última parte, se describe el grito de socorro que debemos dar cuando estemos siendo atacados, o cuando nuestras debilidades nos sumerjan en pensamientos indebidos. Como ya dijimos, ese grito de socorro es eficaz. Se resume en una corta oración, hecha donde quiera que estemos, pidiendo fuerza a DIOS, en el exacto momento en que estemos en dificultad. Quien haga esto se va a sorprender de que algo tan simple y sin ningún costo pueda resolver nuestros problemas y fortalecernos frente a nuestras debilidades comunes. Pruebe, y tendrá una verdadera y real experiencia con DIOS.

 

Miércoles: Las Relaciones Mente/Cuerpo

Necesitamos prepararnos para la segunda venida de modo integral. Todo nuestro ser necesita ser transformado. Y es a través de lo que pensamos que esa preparación sucede. Debemos buscar pensamientos elevados, puros, nobles, altruistas, que beneficien a otros y que traigan felicidad a todos. “El ideal de DIOS para sus hijos es más elevado de lo que puede alcanzar el más sublime pensamiento humano. “Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto.” Esta orden es una promesa. El plan de redención contempla nuestro completo rescate del poder de Satanás. CRISTO separa siempre del pecado al alma contrita. Vino para destruir las obras del diablo, y ha hecho provisión para que el ESPÍRITU SANTO sea impartido a toda alma arrepentida, para guardarla de pecar” (El Deseado de Todas las Gentes, 277).

“La santificación expuesta en las Santas Escrituras abarca todo el ser: espíritu, cuerpo y alma. San Pablo rogaba por los tesalonicenses, que su “ser entero, espíritu y alma y cuerpo” fuese “guardado y presentado irreprensible en el advenimiento de nuestro Señor Jesucristo”. 1 Tesalonicenses 5:23. Y vuelve a escribir a los creyentes: “Os ruego pues, hermanos, por las compasiones de DIOS, que le presentéis vuestros cuerpos, como sacrificio vivo, santo, acepto a DIOS” [Romanos 12:1] (El Conflicto de los Siglos, 466).

“Una mente saludable requiere un cuerpo saludable. Debemos cuidar lo que comemos, lo que bebemos, nuestro aseo, la protección de nuestro cuerpo, los hábitos, etc. para tener un cuerpo saludable, y así cultivar una mente pura. Muy íntima es la relación entre la mente y el cuerpo. Cuando una está afectada, el otro simpatiza con ella. La condición de la mente influye en la salud mucho más de lo que generalmente se cree. Muchas enfermedades son el resultado de la depresión mental. Las penas, la ansiedad, el descontento, remordimiento, sentimiento de culpabilidad y desconfianza, menoscaban las fuerzas vitales, y llevan al decaimiento y a la muerte” (El Ministerio de Curación, 185).

“Cuando los hombres que se habían dedicado a malos hábitos y prácticas pecaminosas se entregan al poder de la verdad divina, la aplicación de esa verdad al corazón reaviva las facultades morales que parecían paralizadas. El receptor de la verdad posee una comprensión más fuerte y más clara que antes que su alma se aferrara a la Roca eterna. Hasta su salud física mejora al darse cuenta de su seguridad en CRISTO” (Mente, Carácter y Personalidad II, 413).

Esta es la gran exhortación, cuidemos nuestro cuerpo para que nuestra mente pueda tener pensamientos nobles y elevados. Este es nuestro gran desafío. Y DIOS está interesado en ayudarnos.

 

Jueves: Imágenes de Influencia

DIOS quiere que seamos ejemplo, luz para las personas que viven en oscuridad. Muchos que viven en la oscuridad creen aún así que la vida es buena. Debemos ser un grupo pequeño que muestre al mundo lo que es la vida superior, más saludable y más feliz. En una sala oscura, por ejemplo, basta una fuente de luz para iluminar a una multitud. Y así debe ser con el pueblo de DIOS.

Aquí vemos a los hijos matando a los padres, y los padres abusando o matando a los hijos, y esposos matando a sus esposas. Adolescentes resentidos se suicidan. Hombres violan mujeres y después las matan fríamente. Y hay mucha corrupción. Empresas engañan a sus clientes, restaurantes de lujo venden alimentos con el plazo vencido. Este mundo necesita una lección de vida correcta. Y el ejemplo positivo de este tipo de vida es lo que espera DIOS de su pueblo.

“En este mundo debemos resplandecer en buenas obras. El Señor demanda de su pueblo…que refleje la luz del carácter de DIOS, del amor de DIOS, tal como CRISTO lo reflejó. Si contemplamos a JESÚS todas nuestras vidas serán encendidas con aquella luz maravillosa. Cada parte de nosotros debe resplandecer. Así que, cualquiera sea el rumbo que tomemos, reflejaremos la luz en otros. CRISTO es el camino, la verdad y la vida. En él no hay tinieblas de ninguna clase. Por lo tanto, si estamos en CRISTO, no habrá tinieblas en nosotros” (En los Lugares Celestiales, 283).

“Los hijos de DIOS son sus representantes en la tierra y él quiere que sean luces en medio de las tinieblas morales de este mundo. Esparcidos por todos los ámbitos de la tierra, en pueblos, ciudades y aldeas, son testigos de DIOS, los medios por los cuales él ha de comunicar a un mundo incrédulo el conocimiento de su voluntad y las maravillas de su gracia. Él se propone que todos los que reciben la salvación sean sus misioneros. La piedad de los cristianos constituye la norma mediante la cual los infieles juzgan al evangelio. Las pruebas soportadas pacientemente, las bendiciones recibidas con gratitud, la mansedumbre, la bondad, la misericordia y el amor manifestados habitualmente, son las luces que brillan en el carácter ante el mundo, y ponen de manifiesto el contraste que existe con las tinieblas que proceden del egoísmo del corazón natural” (Historia de los Patriarcas y Profetas, 113).

La tarea de un verdadero cristiano es difícil. Debe ser una fuente de pureza en medio de la inmundicia de banalidades en que este mundo se está convirtiendo. Parece difícil, pero así como el lirio abre sus flores blancas como la nieve dentro de un charco, así debemos ser limpios de conciencia y puros de actos en medio de una sociedad degenerada por la maldad. La situación del mundo es muy singular, la ciencia se desarrolló y tiene muchos recursos, sin embargo la calidad de vida se redujo, la inseguridad aumentó y la inmoralidad cunde por todas partes. Cada vez más vale la ley de la fuerza bruta y del deseo desenfrenado. Aunque no veamos grandes efectos, aunque no se transformen multitudes, los cristianos jamás debemos desistir de ser los representantes de la pureza de DIOS en esta tierra, pues así al menos algunos serán atraídos para la vida superior, y también se salvarán.

 

Aplicación del estudio Viernes, día de preparación para el santo sábado.

a)      Síntesis de los principales puntos de la lección

i)        ¿Cuál es el punto principal?

Esta lección pone el énfasis en los pensamientos, en qué tipo de pensamiento nos detenemos más. Si nuestro hábito es pensar en cosas de lo alto, tendremos pensamientos relacionados con nuestra salvación. Entonces seremos fácilmente transformados por DIOS. Pero si nuestros pensamientos se detienen en los atractivos del mundo, por ejemplo en novelas, películas impropias de ciudadanos celestiales, etc., entonces no habrá modo de ser transformados. En la lección pasada aprendimos que debemos colaborar con los cambios que el ESPÍRITU SANTO quiere hacer en nuestra vida. Una manera de hacerlo es pensar en las cosas que nos aproximan a DIOS, no en aquellas que nos alejan de Él.

 

ii)      ¿Cuáles son los tópicos relevantes?

Nuestros pensamientos deben ser gobernados por los principios bíblicos, dentro de los cuales el principal es el amor. Estos principios generan hábitos que funcionan en las mentes como los programas en las computadoras. Ellos definen lo que es positivo y lo que debemos evitar. Entonces, como por un proceso automático, obedeceremos naturalmente, no por obligación.

 

iii)    ¿Descubrió Ud. otros puntos para agregar?

_________________________________________________

_________________________________________________

 

b)      ¿Qué cosas importantes podemos aprender de este estudio?

Todos los días debemos someter nuestra mente al poder del ESPÍRITU SANTO. El nos transformará, amoldándonos para ser cada vez más parecidos a JESÚS, a nuestro Creador. Es por medio de los pensamientos que somos transformados. Y es así como somos libertados de la esclavitud de Satanás. Completada la transformación, obedeceremos a DIOS naturalmente.

 

*¿Qué aspectos puedo mejorar a partir de este estudio?

__________________________________________________

__________________________________________________

 

c)      ¿Qué medidas debemos tomar a partir de este estudio?

Cada día debemos dedicar más tiempo a JESÚS, por medio de la oración, de la   lectura, de las conversaciones, de los pensamientos y la meditación, etc.

 

*¿Qué es lo bueno en mi vida que me propongo reforzar y lo malo que debo cambiar?

 

 

d)     Comentario de EGW

“Los frutos de la verdadera obra realizada por el Espíritu Santo son evidentes en el carácter. Así como un buen árbol da buenos frutos, también el árbol que sea plantado en el huerto del Señor producirá frutos para vida eterna. Los pecados dominantes son abandonados, los malos pensamientos no tienen cabida en la mente, y los hábitos pecaminosos son desalojados del templo interior. Las tendencias orientadas en un rumbo equivocado son encaminadas en la dirección correcta. Las propensiones y los malos sentimientos son desarraigadas. Los frutos que produce el árbol cristiano son un temperamento santo y emociones santificadas, los cuales son el resultado de una transformación completa. Esta es la obra que debe realizarse” (Pero Recibiréis Poder, 52).

 

e)      Conclusión general

El cambio de todo el cuerpo depende del cambio que ocurre en la mente. Y es la mente la que gobierna el cuerpo. Si la mente es gobernada por buenos principios, todo el cuerpo será beneficiado.

 

i)        ¿Cuál es el punto más relevante al que llegué mediante este estudio?

______________________________________________________________________

______________________________________________________________________

 

Vea el comentario (en portugués) clicando aqui.

 

escrito entre el 03 y el 08/08/2013

revisado el 09/08/2013

corregido por Jair Bezerra

traducido por Ronald Aguilar / ronald.sap@gmail.com

 

 

 

Declaración del profesor Sikberto R. Marks

O Prof. Sikberto Renaldo Marks se guía por los principios denominacionales de la Iglesia Adventista del Séptimo Día y sus instituciones oficiales, cree en la conducción de CRISTO como comandante supremo de la iglesia y de Sus siervos aquí en la Tierra. Disiente de todas las publicaciones, por internet o por otros medios, que denigren la imagen de la iglesia de la Biblia y en nada contribuyen para que aquellas personas que por ventura las leen, sean estimuladas al camino de salvación. El profesor ratifica su fe en la integridad de la Biblia como la Palabra de DIOS, y en el Espíritu de Profecía como un conjunto de orientaciones seguras para la comprensión de la voluntad de Dios presentada por ellas. Y también acepta la superioridad de la Biblia como la verdad de DIOS y texto superior a todos los demás escritos sobre asuntos religiosos. Entiende que hay siervos de DIOS sinceros y fieles en todas las iglesias, que al final de los tiempos se reunirán en un solo pueblo y serán salvos por JESÚS en Su segunda venida a este mundo.

 

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *