Lección 4 – Lecciones del Santuario

Print Friendly, PDF & Email

Lecciones de la Escuela Sabática Mundial – Estudios del Cuarto Trimestre de 2013

Tema general del trimestre: El Santuario

Estudio nº 04 – Lecciones del Santuario

Semana del 19 al 26 de Octubre

Comentario auxiliar elaborado por Sikberto Renaldo Marks, profesor titular de la facultad de Administración de Empresas de la Universidad Regional del Noroeste del Estado de Rio Grande do Sul – UNIJUÍ (Ijuí – RS – Brasil)

Este comentario solamente es un complemento auxiliar al estudio de la lección original.

www.cristoembrevevira.com.brmarks@unijui.edu.br – Fone/fax: (55) 3332.4868

Ijuí – Rio Grande do Sul – Brasil

 

Versículo de memoria: “Y harán un Santuario para mí, y habitaré en medio de ellos(Heb. 8:5).

Introducción del sábado de tarde

Tal vez la manera más aproximada de entender a DIOS es siendo padre o madre y teniendo un hijo que se fue, como el hijo pródigo, y cuyo regreso es esperado. DIOS es nuestro Creador; Él nos creó por amor para amarnos, para que nosotros lo amemos y así aprendiésemos a amarnos los unos a los otros, viviendo en amor. No podría, entonces, dejarnos al azar después del pecado. Él siempre ha querido y aún quiere estar con nosotros, y tenernos bajo su control, para favorecernos y darnos las mejores condiciones necesarias para la plena felicidad.

 

Por lo tanto, el pedido para que se construyese un santuario tiene este objetivo: DIOS quiere vivir con su pueblo. Este es el objetivo de esta semana. La idea es: cómo ser felices estando con DIOS.

 

El santuario era la morada de DIOS, una morada literal, pues Él estaba allí dentro, en el lugar santísimo. Y podía, de varias maneras, interactuar con el pueblo, y el pueblo con Él. Existía cierta separación por causa del pecado: todo era hecho por medio de sacerdotes. Pero estaba la presencia de DIOS y así, su protección y muchos favores, tanto en tiempo de paz como en tiempos de guerra.

 

Domingo: El Lugar de su Presencia

Siempre fue el plan de DIOS, desde que creó al primer ser, estar cerca, presente, interactuando. Jamás pasó por la mente de DIOS estar distante. Por eso tiene la capacidad de ser omnipresente. Pero el pecado rompió ese plan, aunque no destruyó la omnipresencia de DIOS. Fue así: Adán y Eva vivían felices, y todos los días, al terminar el día, o sea a la puesta de sol, allí estaba DIOS, con ellos. Pasaban momentos alegres, como íntimos amigos. Pero el comer del fruto prohibido creó desde entonces una barrera, el miedo a DIOS. Él aún se presentaba con ellos, aunque ahora había un diálogo de temor y a veces de desconfianza. Después, con la degeneración, la distancia fue aumentando, y DIOS aún hablaba directamente, aunque sin aparecer. Más adelante, sólo hablaba por medio de profetas, personas más allegadas a DIOS que las demás. Hoy, sólo habla por medio de la Biblia, por eso tenemos que leerla. Ni profeta tenemos hoy, pero en el final, durante el fuerte clamor, el reavivamiento hará tal cambio en el pueblo de DIOS que todos nos convertiremos en profetas, y DIOS nos orientará directamente, uno por uno.

 

Una de las maneras como DIOS se relacionó con la humanidad fue por medio del santuario (hoy es por medio de la iglesia, estudiando la Biblia). Él quería vivir entre su pueblo. Lamentaba que este pueblo estuviese tan distante de Él y que fallase tanto por falta de conocimiento. Y Él quería una morada real, no espiritual, que el pueblo viese un lugar, y se acerque al templo.

 

El Tabernáculo, y después el Templo, fueron lugares de gran interacción entre DIOS y su pueblo, perdonando pecados, emitiendo leyes y orientaciones, juzgando, mostrando el mejor camino y lo que se debe hacer en cada ocasión, y así sucesivamente. Era, por sobre todo, un lugar solemne de adoración. Por adoración debemos entender el amor que dedicamos a DIOS. En el antiguo Israel, el tabernáculo se ubicaba en el centro del campamento, lo que significaba que DIOS debería ser lo principal, la fuente de inspiración, de principios y de planes de vida en la mente de cada uno de ellos. Debía ser un pueblo peculiar, o sea, bendecido, mucho más próspero que los demás pueblos, protegido contra los demás, y que al mismo tiempo atrajese a los otros pueblos por el testimonio de las bendiciones recibidas. Debía tener tantas bendiciones que llamase la atención de todo el mundo. Debía ser una nación extremadamente feliz, con personas realizadas, contentas con la vida. Este era el plan, pero fue real sólo en pocos momentos. El pecador se caracteriza por rebeldía, haciendo siempre lo que desean sus pensamientos egoístas. Mucho cuidado con este punto, pues es el que nos puede quitar la vida eterna de plena felicidad.

 

Lunes: “Sed Santos”

Un asunto para el día de hoy: no nos gustaría vivir en la eternidad junto con DIOS santo, siendo nosotros diferentes, no santos. Sería una completa incoherencia. Y DIOS tampoco sería tan descuidado para permitir tal situación. Muchas veces, aquí en la Tierra, vivimos como si tal contradicción fuese posible. Esto debe ser descartado totalmente. Necesitamos ser santos, así como DIOS es santo. Para esto, necesitamos entregarnos al ESPÍRITU SANTO para que Él nos haga santos.

 

¿Y qué es ser santo? Dos cosas debemos tener en mente al buscar la santidad. La primera es que debemos separarnos del mundo, o sea, de las cosas del mundo que no son compatibles con las cosas del Cielo. La segunda es que debemos dedicarnos a DIOS, lo que lleva a un sentimiento de pertenencia a DIOS. De esta manera, nos estaremos calificando para, por medio del poder de DIOS, vivir en un lugar donde todo pertenece a DIOS, o sea, todo está dedicado a Él, incluso sus criaturas, por lo tanto, todo es santo.

 

Resumiendo, ser santo es tener un sentimiento de pertenencia a DIOS, saber que somos de Él y no de nosotros mismos. Esto implica que nuestras decisiones deben, obviamente, ser coherentes con lo que Él aprueba. Esto suele asustar un poco a quien aún necesita de más experiencia con DIOS, pero no debe ser así, pues la voluntad de DIOS es excelente para nosotros. Lo explicaremos: DIOS conoce el futuro y también conoce nuestro proyecto de creación, para lo que fuimos creados. En todo esto hay excelentes propósitos. Él, por lo tanto, es el único capaz de otorgarnos aquello que nosotros mismos escogeríamos si viésemos las cosas desde el punto de vista de Él. Y es así que somos perfectamente felices y realizados en la vida.

 

Moisés dedicó a DIOS todo lo que había en el Tabernáculo, tanto las cosas materiales como los sacerdotes. Esto simboliza que todo lo que somos o tenemos debe seguir esta regla, ser santo ante DIOS. Además, no nos confundamos con el concepto de santidad que se oye por ahí, que es diferente. Este concepto equivocado, tiene que ver con la llamada beatificación y canonización. Pero esto fue inventado por los hombres, no es bíblico.

 

Martes: Los Objetos del Santuario

Había utensilios dentro del santuario, todos fabricados con el máximo esmero y profesionalismo. DIOS capacitó dos hombres especialmente para ese fin. Ellos a su vez prepararon a otros que les ayudaban en los trabajos. Así, estos utensilios se hicieron con una calidad y apariencia tal que no se habría podido encontrar cosa parecida, mucho menos igual. Estos utensilios poseían significados. Veámoslos:

 

Arca del testimonio: era el símbolo de la presencia de DIOS, pues sobre el arca, sobre su tapa, refulgía una luz sobrenatural que se originaba de esa presencia.

 

Las dos tablas de la ley: se trataba de los Diez Mandamientos, tablas hechas por Moisés pero escritas por el dedo de DIOS. Se llamaban tablas del testimonio. Eran sumamente sagradas. Estaban dentro del arca, DIOS mismo mandó ponerlas ahí. Ellas contenían la esencia del carácter de DIOS, que es amor. DIOS ama a todos y su deseo es que todos lo amen también y que se amen mutuamente. Eran llamadas también tablas de la alianza, porque DIOS quería mantener una relación conforme a lo escrito allí, o sea, una relación de amor.

 

Tapa del arca o propiciatorio: representaba al trono de DIOS, que se asentaba sobre el arca y sobre los Diez Mandamientos, un conjunto supremamente sagrado. Era también llamada tapa de propiciación o expiación, porque era desde allí que DIOS perdonaba los pecados. Era ante esta arca y este lugar que el sumo sacerdote comparecía para hacer expiación por el pueblo y así purificar el santuario de los registros de los pecados que allí se acumulaban todos los años.

 

Los dos ángeles sobre el propiciatorio: simbolizaban la actitud solemne que se debe tener delante de DIOS y de respeto a los Diez Mandamientos.

 

En el lugar santo había otros utensilios.

 

El candelabro, que proveía luz para ese lugar. En el lugar santísimo la luz provenía del propio DIOS.

 

El altar del incienso, delante del lugar santísimo: allí el sacerdote depositaba brasas y sobre ellas incienso que despedía un humo aromático protector para el sacerdote. Este humo simbolizaba protección al sacerdote debido a los pecados que él llevaba delante de DIOS.

 

Mesa de los panes: sobre ella había dos grupos de seis panes, doce en total, representando las doce tribus de Israel, cuyos hijos mantenían comunión con DIOS por medio de aquella casa.

 

También había otros utensilios, de menor importancia simbólica, pero que eran necesarios para los servicios del santuario, como: platos, recipientes para el incienso, depósitos para la sangre, tazas, que estaban bien dispuestos sobre aquella mesa.

En general, toda la casa simbolizaba el lugar donde habitaba DIOS; estaba siempre limpia y ordenada, nada fuera de su lugar. Era donde transcurrían los servicios de intercesión por los pecados del pueblo.

 

Miércoles: El Centro de Actividad Divina y Comunal

La tienda de la congregación, y después el templo del Señor, tuvo un propósito especial dado por DIOS: servir de local de encuentro. La palabra congregación ya lo dice: reunión, agrupamiento, sociabilidad. El encuentro entre las personas y DIOS. Hoy ya no se hace más, pero tiempos atrás, las asociaciones realizaban congresos. En ellos, lo recuerdo bien, era muy bueno encontrar a los amigos de cerca y de lejos. Algunos viajaban y llegaban muy temprano, y toda la reunión era felicidad. Durante el evento eran tratados temas espirituales, y salíamos enriquecidos y fortalecidos en la fe. Este era el propósito de la tienda de la congregación.

 

Veamos este propósito desde otro punto de vista, el de aquel tiempo. El pueblo de DIOS debía ser agradable a otros pueblos, debía demostrar que era un pueblo bendecido por el DIOS verdadero. Debía demostrar que era un pueblo poderoso pero dispuesto a amar a los demás pueblos y a atraerlos hacia el templo del Señor.

 

Vea cómo sucedían las cosas en aquel tiempo. Había guerras, y eran frecuentes. Estas guerras siempre involucraban a los dioses paganos de un determinado pueblo. Eran guerras entre un dios y sus súbditos contra el otro dios con sus respectivos súbditos. De paso, los dioses paganos siempre fueron guerreros. Así pasó con el primer pagano después del diluvio, Nimrod, un guerrero. Estos dioses vivían haciéndose guerra entre sí, los unos contra los otros. Y las guerras entre los humanos reflejaban esa cultura belicosa de sus idealizadores humanos.

 

Pero Israel debía llamar la atención de otra manera, no por la guerra, sino por la paz. Sin duda tenía antes que hacer una limpieza del paganismo fatal que desarrolló en la tierra de Canaán, pues había pasado ya del punto de no retorno y de salvación. Pero después de ello la misión de Israel era conquistar el mundo para DIOS, no de cerrarse en sus doctrinas, como finalmente hizo. El templo debía servir de casa de adoración para todos los pueblos. Un lugar de encuentro permanente, con personas viniendo de todos los lugares del mundo para adorar y sociabilizar la fe los unos con los otros, y para armonizar fuerzas mutuamente. Debía ser un lugar de encuentro con el DIOS verdadero, en este mundo. Un lugar de felicidad y de esperanza, de cultivo de la fe y del amor de DIOS.

 

Jueves: “Hasta que Entré en el Santuario de Dios”

“Desde que el Salvador derramó su sangre para la remisión de los pecados, y ascendió al cielo “para presentarse ahora por nosotros ante Dios” (Hebreos 9:24), raudales de luz han brotado de la cruz del Calvario y del santuario celestial. Pero porque se nos haya otorgado una luz más clara no debemos menospreciar la que en tiempos anteriores fue recibida mediante símbolos que revelaban al futuro Salvador. El evangelio de Cristo arroja luz sobre el sistema de culto judío y da significado a la ley ceremonial. A medida que se revelan nuevas verdades, y se aclara aún más lo que se sabía desde el principio, se hacen más manifiestos el carácter y los propósitos de Dios en su trato con su pueblo escogido. Todo rayo de luz adicional que recibimos nos hace comprender mejor el plan de redención, cumplimiento de la voluntad divina en favor de la salvación del hombre. Vemos nueva belleza y fuerza en la Palabra inspirada, y la estudiamos con interés más profundo y concentrado”.

 

“Muchos opinan que Dios colocó una muralla divisoria entre los hebreos y el resto del mundo; que su cuidado y amor de los que privara en gran parte al resto de la humanidad, se concentraban en Israel. Pero no fue el propósito de Dios que su pueblo construyera una muralla de separación entre ellos y sus semejantes. El corazón del Amor infinito abarcaba a todos los habitantes de la tierra. Aunque lo habían rechazado, constantemente procuraba revelárseles, y hacerlos partícipes de su amor y su gracia. Su bendición fue concedida al pueblo escogido, para que este pudiera bendecir a otros” (Patriarcas y Profetas, 338).

 

Imagino qué sensaciones tendrían los sacerdotes que llegaba a tener el privilegio de comparecer delante de la persona de DIOS, y de contemplar aquella luz que provenía de Él. Los salvados tendrán un privilegio mayor que éste, podrán verlo en persona y hasta hablar con Él.

 

Aplicación del estudio Viernes, día de preparación para el santo sábado.

a)      Síntesis de los principales puntos de la lección

i)        ¿Cuál es el asunto principal?

Podemos decir que el asunto principal de la lección de esta semana es: ¿cómo ser felices y tener vida plena con DIOS en el santuario de este mundo? Hay belleza en la verdad, en la bondad de DIOS. Tal vez no hayamos descubierto aún esa belleza, que produce una alegría y felicidad sin medidas en quien cree. Si los creyentes tienen una vida monótona y nada feliz, algo está mal en ese creyente, no es un verdadero creyente en DIOS. Es necesario ajustar algunas cosas, pues DIOS nos hizo para ser felices, no infelices.

 

ii)      ¿Cuáles son los tópicos relevantes?

El santuario era el centro de las actividades divinas en medio del pueblo de DIOS. Era un lugar social sagrado donde el pueblo se alimentaba de la verdad para esta vida, para que fuese agradable y plena de realizaciones.

 

iii)    ¿Usted descubrió otros puntos para agregar?

_____________________________________________________________

_____________________________________________________________

b)      ¿Qué cosas importantes podemos aprender de esta lección?

La cosa más importante que podemos aprender del estudio de esta semana es que DIOS quiere estar con nosotros, vivir con nosotros, interactuar con nosotros. Él quiere favorecernos; Él no es un DIOS que sólo exige, sino Uno que hace cosas maravillosas por nosotros. Lo hará si se lo permitimos.

 

¿Qué aspectos puedo agregar a partir de mi estudio?

________________________________________________________________

 

c)      ¿Qué medidas debemos tomar a partir de este estudio?

Es la historia de siempre, entregarnos todos los días a DIOS para que Él opere en nuestra vida y nos transforme según su voluntad. Él tiene derecho a eso ya que, finalmente, es nada menos que nuestro Creador.

 

¿Qué es lo bueno de mi vida que me propongo a reforzar y lo malo a cambiar?

________________________________________________________________

d)     Comentario de EGW

“Y el consejo de la paz estará entre los dos”. El amor del Padre, no menos que el del Hijo, es la fuente de salvación para la raza perdida. Jesús dijo a sus discípulos antes de irse: “No os digo que yo rogaré al Padre por vosotros, pues el Padre mismo os ama”. Juan 16:26, 27. “Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo”. 2 Corintios 5:19. Y en el ministerio del Santuario celestial, “el consejo de la paz estará entre los dos”. “Tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna” Juan 3:16, NVI” (Cristo en su Santuario, 92).

 

e)      Conclusión general

“En todos vuestros conflictos, en todas vuestras pruebas y perplejidades de la vida, buscad el consejo de Dios. La senda de la obediencia a Dios constituye una luz refulgente que brilla cada vez más hasta tener la claridad del mediodía. Recorred paso a paso el camino del deber. Tendréis que trepar en los lugares empinados, pero seguid avanzando por la senda de la humildad, de la fe y de la abnegación, dejando detrás de vosotros las nubes de la duda. No os desesperéis, porque vuestros familiares vivos necesitan vuestro cuidado y amor. Os habéis alistado en el ejército del Señor; sed valientes soldados de Jesucristo. Dejad que vuestras palabras de contrición y vuestra agradecida alabanza asciendan ante Dios como un suave incienso quemado en su santuario celestial.” (Mensajes Selectos 2, 311).

 

¿Cuál es el punto más relevante al que llegué mediante este estudio?

________________________________________________________________

___________________________________________________________________

 

Vea el comentario (en portugués) clicando aquí.

El comentario en video tiene énfasis evangelizadora.

 

Escrito entre el 10 y el 19/09/2013

Revisado el 20/09/2013

Corregido por Jair Bezerra

Traducido por Ronald A. Aguilar / ronald.sap@gmail.com

 

 

 

Declaración del profesor Sikberto R. Marks

O Prof. Sikberto Renaldo Marks se guía por los principios denominacionales de la Iglesia Adventista del Séptimo Día y sus instituciones oficiales, cree en la conducción de CRISTO como comandante supremo de la iglesia y de Sus siervos aquí en la Tierra. Disiente de todas las publicaciones, por internet o por otros medios, que denigren la imagen de la iglesia de la Biblia y en nada contribuyen para que aquellas personas que por ventura las leen, sean estimuladas al camino de salvación. El profesor ratifica su fe en la integridad de la Biblia como la Palabra de DIOS, y en el Espíritu de Profecía como un conjunto de orientaciones seguras para la comprensión de la voluntad de Dios presentada por ellas. Y también acepta la superioridad de la Biblia como la verdad de DIOS y texto superior a todos los demás escritos sobre asuntos religiosos. Entiende que hay siervos de DIOS sinceros y fieles en todas las iglesias, que al final de los tiempos se reunirán en un solo pueblo y serán salvos por JESÚS en Su segunda venida a este mundo.

 

1 comment for “Lección 4 – Lecciones del Santuario

  1. Fevereiro 22, 2017 at 8:56 pm

    Magnificent web site. A lot of helpful information here.
    I’m sending it to a few buddies ans also sharing in delicious.
    And of course, thanks on your sweat!

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *